PERIMENOPAUSIA – Recomendaciones dietéticas

La menopausia es el final de los ciclos fisiológicos de menstruación y de la función de los ovarios, dando por concluida su capacidad reproductiva.

Menopausia natural

La mayoría de las mujeres experimentan la menopausia de forma natural entre los 40 y los 55 años, aunque el promedio de edad está en los 51 años.      Los ovarios van envejeciendo y disminuye la cantidad de hormonas que hasta entonces secretaban de forma regular y en cantidad necesaria, de tal forma que la consecuencia es la inactividad ovárica, las reglas se van haciendo cada vez más irregulares hasta que desaparecen.  Pero para que podamos hablar de menopausia es necesario que haya transcurrido un año sin que hay habido ninguna menstruación.

Menopausia prematura

Cuando este hecho se produce antes de los 40 años y es debida a una insuficiencia ovárica en la que pueden mediar diferentes  razones: predisposición genética, alteraciones de tipo autoinmune, de tipo hormonal, cirugía, quimioterapia, etc.

Menopausia artificial

Es la que se produce como consecuencia de una intervención quirúrgica, por recibir radiaciones, etc.

Perimenopausia

Se puede definir como el periodo de transición que se manifiesta cuando los ciclos menstruales comienzan a ser irregules. Puede durar hasta seis años y termina cuando ha pasado un año después de la menopausia.  Alteraciones que pueden aparecer:

  • Sequedad vaginal
  • Alteraciones del sueño
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Sofocos
  • Trastornos cardiovasculares
  • Cambios genitourinarios
  • Cambios en la piel
  • Disminución del tono muscular
  • Flacidez generalizada
  • Folores de cabeza
  • Meteorismo
  • Cansancio
  • Hipertensión
  • Problemas de circulación periférica
  • Disnea
  • Disminución del rendimiento intelectual, de la concentración y de la autoestima.

Los sofocos suceden  por una inestabilidad vasomotora que aparece en un 70% de las mujeres que pasan por esta situación. Durante ese momento la piel, sobre todo de la cara y cuello, aparece roja y caliente, con una sudoración profusa.

Las enfermedades cardiovasculares suelen aparecer cuando ha pasado la menopausia, esto es debido a la disminución de estrógenos, lo que  provoca desprotección en la mujer frente a estas patologías, además, pueden aparecer taquicardias, hormigueos, palpitaciones cardiacas, mareos, etc.

“…implica muchos cambios en la vida de una mujer y su entorno a de prestarle toda la ayuda”

En cuanto a los cambios psicológicos pueden aparecer fatiga, insomnio, irritabilidad, tendencia a la depresión, nerviosismo, etc, también inducidos por la disminución de estrógenos. El impacto psicológico de la menopausia debe tenerse muy en cuenta con el fin de llevar a buen término una situación que, si bien es de carácter fisiológico, implica muchos cambios en la vida de una mujer y su entorno a de prestarle toda la ayuda necesaria para poder adaptarse a la nueva situación sin que deje secuelas importantes.

La piel se hace más fina, sensible y seca, aumentando la posibilidad de que aparezcan arrugas y manchas en las manos y la cara.

La osteoporosis es una de las enfermedades asociadas a la menopausia más grave y que debe tener especial consideración. Además de que se ha tratado en artículos anteriores.

Pueden aparecer problemas urinarios como la dificultad para retener la orina, esto es debido a que el tejido epitelial disminuye y adelgaza lo que provoca pérdida de tono uretral. Aparece también por disminución de la estimulación estrogénica.

No debemos convertir un fenómeno fisiológico y natural en un problema para la salud, cuando todo lo descrito se manifiesta en toda su crudeza, no deja de advertirnos de la existencia de un tipo de vida no acorde con las LEYES de la  NATURALEZA  presentando desequilibrios bioenergéticos, bioquímicos y biomecánicos.

Indicaciones y contraindicaciones de la terapia hormonal sustitutiva

Parece que su implantación disminuye la incidencia del infarto de miocardio, alivia los sofocos,  la sequedad y la atrofia vaginal, las alteraciones urinarias y  previene la aparición de osteoporosis. Pero esta terapia no está exenta de  peligros, ya que, por ejemplo, aumenta el riesgo de que se pueda desarrollar un carcinoma de endometrio. Está contraindicada en las enfermedades hepáticas graves, en las flebotrombosis o tromboflebitis activa, hemorragias uterinas de origen desconocido, hipercoles-terolemia, cáncer de mama, diabetes mellitus e infarto de miocardio entre otras.

RECOMENDACIONES DIETÉTICAS

  • Es muy importante llevar una alimentación y un tipo de vida lo más sano posible, estos son algunos de los consejos:
  • Debe ser una dieta rica en frutas y verduras crudas, como buena fuente de nutrientes esenciales.
  • Sustituir los cereales blancos por integrales.
  • Eliminar el azúcar blanco y sustituirlo por integral.
  • Erradicar de la dieta la bollería industrial.
  • Eliminar el tabaco y el café.
  • Disminuir o eliminar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Reducir la cantidad de grasa presente en la dieta.
  • Eliminar las carnes rojas.

OTRAS RECOMENDACIONES

  • Tratar de llevar una vida libre de situaciones de estrés, nervios, etc, en la medida en que sea posible.
  • Realizar ejercicio físico adecuado.
  • Tratar de dormir  de 7 a 8 horas diarias.
  • Evitar el sedentarismo.
  • Invertir el tiempo libre en actividades que resulten gratificantes.

ALIMENTOS PERJUDICIALES

  • GRASA: favorece el aumento de colesterol y las enfermedades cardiovasculares.
  • BEBIDAS ALCOHÓLICAS: son depresoras del sistema inmunitario.
  • AZÚCAR BLANCO: implica un gran gasto de energía, además de pérdidas de calcio.
  • BOLLERÍA: Contiene azúcares y ácidos grasos trans, peligrosos para la salud cardiovascular.
  • CAFÉ: es altamente perjudicial por el estrés al que somete a las cápsulas suprarrenales, provocando agotamiento de las mismas.  Es importante mantener el buen estado de estas glándulas porque son las responsables de la producción de pequeñas cantidades de hormonas sexuales actuando así como órganos de reemplazo, junto con algunas células adiposas,  en esta etapa.

ALIMENTOS ADECUADOS

  • VERDURAS y FRUTAS: son un estupendo aporte de vitaminas y minerales, importantes en esta etapa de la vida. Además, contienen boro, un mineral que aumenta los niveles de estrógenos.
  • SOJA Y DERIVADOS: con fitoestrógenos provenientes de su contenido en isoflavonas, genisteína, entre otras.
  • COMPLEMENTOS VITAMINA E: puede mitigar los sofocos, los sudores, los cambios de humor y la sequedad vaginal, mejora la circulación y es protector del sistema cardiovascular. Esta vitamina se puede utilizar de forma tópica como lubricante de la vagina con muy buenos resultados.
  • CALCIO: parece que las mujeres postmenopáusicas tienen niveles de acidez gástrica bajos, lo que impide la buena absorción este mineral.
  • BORO: aumenta la actividad del estradiol.
  • ÁCIDO FÓLICO, B6 Y B12: reducen los niveles de homocisteína, por lo que se verá  reducido el riesgo de alteraciones cardiovasculares. El ácido fólico en particular, aumenta los niveles de estrógenos.
  • VITAMINA C Y SILICIO: son importantes para mantener en buen estado el tejido conjuntivo y la producción de colágeno.
  • G.L.A.: actúa como precursor de las prostaglandinas E1, participan en la producción de estrógenos.

¿Te ayudo? (+34) 609878957

Pide cita

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

Mensaje

Introduzca el código:captcha