Desde la antigüedad hasta el siglo XXI se han ido investigando formas de tratar el organismo humano, desde la acupuntura hace más de 6000 años, a las nuevas tecnologías que nos indican con resonancia magnética el microbioma humano. Pero no es solo la aplicación de las técnicas naturales lo único que necesita un individuo para encontrar el equilibrio biodinámico. Hay además que tener en cuenta cuáles son los hábitos en tu dinámica cotidiana para entender lo que te ocurre.

Desde los tratamientos integrales pretendo que identifiques aquello que no está siendo conveniente en tu vida, como: una alimentación con exceso en grasas saturadas, alto contenido de dulces y bebidas azucaradas, aumento de hidratos de carbono refinados o una ingesta de alcohol nada conveniente y que poco a poco puedas ir adaptándote hacia una dieta más saludable. También podremos observar desequilibrios ante la falta de ejercicio o ejercicio inadaptado,  exceso de trabajo o preocupaciones, tabaquismo y demás acciones que contribuyen a desequilibrar tu organismo. Con el paso del tiempo, estas prácticas nos llevan a desmineralizarnos, a disminuir nuestra capacidad de defendernos de microorganismos,  aumentar el colesterol, alterar el tiroides, incrementar la presión sanguínea, al insomnio, al cansancio constante, a la obesidad y un sinfín de cosas que sufre nuestro organismo por esas costumbres poco cuidadosas.

¡No es fácil el cambio! Sin embargo, los beneficios que obtendrás debido al cambio alimentario y otras actitudes serán múltiples y te ayudarán a seguir con ánimo en esa línea de salud. Pero hay muchos factores que nos incitan a llevar una alimentación desequilibrada, como por ejemplo: el atractivo de la alimentación precocinada o la dificultad de sentirse diferente en los grupos sociales. Esto nos llevará a desviarnos de nuestro objetivo, aun sabiendo que lo que estamos haciendo nos perjudica. No hay que castigarse por ello y entonces abandonar todo, solo ser condescendiente contigo mismo para poder retomar aquello que te interesa y seguir caminando en dirección a tu objetivo. ¡Recuperar la salud!

Cuando tomamos conciencia de qué podemos hacer para mejorar día a día nuestros hábitos, es el momento de apoyar ese proceso con el uso de diferentes técnicas como la fitoterapia, homeopatía, biomagnetismo, acupuntura y de esa manera mejorar los síntomas y las causas que provocaron el desequilibrio.
La atención personalizada que te ofrezco sería una ayuda a tu equilibrio; con ella podré valorar qué tratamiento es el más adecuado para ti y hacer un seguimiento de tus progresos. No dudes en consultarme, es más fácil resolver las alteraciones cuanto menos instauradas estén. Por lo tanto el tiempo puede jugar a tu favor si actúas pronto.

 

¿TE AYUDO A CUIDARTE?

 

¿Te ayudo? (+34) 609878957

Pide cita

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

Mensaje

Introduzca el código:captcha