Después de estar cuatro días de exploración y reflexión sobre otras formas de convivencia en la feminidad y masculinidad en el 46º Sympossium de la SEPTG (Sociedad Española de Psicoterapia y Técnicas de Grupo) me gustaría transmitiros una reflexión que pude mostrar en un debate y varios empatizamos con ella.

Siento que desde pequeños nos esforzamos con ahínco en prepararnos para nuestro futuro, pero ¿a qué tareas le ponemos energía?, ¿cuáles son las que nos importan? Constantemente recibimos mensajes de: estudia que la vida es dura, hay mucha competencia y si no lo tendrás muy difícil, tu independencia es importante permitirá que hagas lo que quieras. Pasamos mucho tiempo recibiendo información de la importancia de prepararse para el mundo laboral.

Cuidar-o-cuidarse

Sin embargo, creo que no se dedica el mismo tiempo a desarrollar nuestras habilidades en el ámbito del cuidado, es más, parece que el mensaje es: quítate de encima cuanto antes esas tareas, son aburridas, pesadas, lo hace cualquiera y nadie se da cuenta (cuidar a los pequeños o a los mayores, realizar labores domésticas, tener paciencia y sentir que tenemos ritmos diferentes) ¿crees que tienes un estímulo distinto ante estas dos situaciones? ¿a cuál te gustaría dedicar más tiempo? En mi opinión, será difícil que las personas quieran realizar las tareas de cuidado mientras se vea como una carga, algo que necesita mucho esfuerzo a cambio de nada. Es hora de cambiar el discurso, de dar valor al ámbito del cuidado, que sintamos cuan importante es cuidarnos y cuidar al otro, que nuestro bienestar y satisfacción dependen principalmente de dar y recibir en base a nuestras necesidades de apego. Busca la satisfacción cuando haces una comida u ordenas tu casa o te aplicas una crema corporal. Entusiásmate viendo a tu hijo intentando hablar, siente cuanto has intervenido en ello. Empieza a transmitir la importancia que tiene lo íntimo en ese día a día y los demás querrán aprender y realizar esas actividades que dan sentido a su vida.

NECESITAMOS DINERO PARA VIVIR PERO LA SATISFACCIÓN DE LA VIDA VIENE DE LOS  CUIDADOS CON AMOR.

¿Te ayudo? (+34) 609878957

Pide cita

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

Mensaje

Introduzca el código:captcha